Modernizar el camino a la efectividad organizacional

El ritmo acelerado y las oportunidades de crecimiento que nos ha traído la pandemia, ha hecho que las organizaciones se cuestionen sobre qué tan preparadas se encuentran sus aplicaciones tecnológicas para responder a las exigencias de un mundo conectado “a la fuerza”.
Una estrategia de modernización realista y sostenible reducirá las ineficiencias, fortalecerá la seguridad y aumentará la satisfacción del cliente interno y externo.

Dime cuánta deuda técnica tienes y te diré qué oportunidades te estás perdiendo.

Cuando las aplicaciones se dejan demasiado tiempo sin modernizarse, causan problemas con relación al mantenimiento, soporte, integración y experiencia de usuario, perdiendo su flexibilidad y rendimiento, lo que disminuye la velocidad de respuesta frente a las necesidades del cliente y el mercado.

Una estrategia de modernización realista y sostenible reducirá las ineficiencias, fortalecerá la seguridad y aumentará la satisfacción del cliente interno y externo. Sumándole un enfoque proactivo nos mantendremos competitivos, agiles y anticipados a la deuda técnica; grandes ventajas en un mercado en donde superar las barreras como la tecnología obsoleta se ha convertido en uno de los desafíos más importantes de cara a la transformación digital.

Adicionalmente, el crear una estrategia de modernización de aplicaciones permitirá, abrir una puerta a la innovación, ya que habilita el pensar en las soluciones adecuadas para impactar el negocio, brindando agilidad, nueva experiencia de usuario, retorno a la inversion en tecnología, entre otros.

Lo anterior toma más relevancia si se tiene en cuenta que según el reporte de Logicalis Global CIO survey,  solo el 5% de los CIOs reconoce su empresa como innovadora.

¿Cómo generar una estrategia de modernización de aplicaciones?

El proceso inicia desde la evaluación profunda del portafolio de aplicaciones, para determinar el mejor curso de acción con base en los hallazgos, esto ayudará al negocio a asegurarse de que elige la mejor estrategia para sus necesidades, identificando exactamente en dónde se encuentran sus puntos débiles y usarlos para empezar a crear una hoja de ruta de la modernización.

El presupuesto de la organización y la tolerancia a los riesgos son factores importantes en la generación de la estrategia de modernización de aplicaciones. Por ejemplo, una completa reconstrucción o reemplazo del sistema podría resolver los problemas de su aplicación, pero puede ser inadecuado debido al gasto y los límites de tiempo.

Una estrategia drástica podría parecer atrayente, recuerde que esta es una tarea constante, la modernización no es un evento único. Una vez su sistema se transforma u optimiza, se requiere crear un plan para la evolución continua de cara a los retos y expectativas del consumidor digital.

¿Está listo para que sus aplicaciones evolucionen?

Nuestros servicios de modernización de aplicaciones se crearon para definir y diseñar el mejor enfoque para actualizar sus aplicaciones usando tecnologías de la nube. De esta manera, nunca tendrá que sacrificar la agilidad, productividad o experiencia en nombre de la modernización y así podrá acceder a los ahorros que esta trae para seguir siendo competitivo y enfocado en los objetivos del negocio.

Descubra cómo nuestro servicio de modernización de aplicaciones puede llevar su organización al próximo nivel.

 

José Betancur
Chief Design Officer